La clase empresarial checa envejece

Por primera vez hay en la República Checa más empresarios mayores de 61 años que menores de 36.

Foto: rawpixel / Pixabay CC0Foto: rawpixel / Pixabay CC0 La emprendedora generación de empresarios checos que floreció en los años 90 impulsada por la caída del comunismo no cuenta con un relevo generacional a su altura. En el país hay unos 200.000 empresarios mayores de 61 años, una cifra que por primera vez supera a la de los empresarios menores de 36.

Un paseo por el campo checo arroja una imagen simbólica: los comercios en los pueblos los llevan casi siempre personas de mayor edad. Karel Havlíček, presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios, considera que hay que ponérselo fácil a estos emprendedores sénior.

"Si a la gente que tenga unos ingresos determinados, por ejemplo menos de 20.000 euros al mes, se le concede una exención fiscal, no va a pasar absolutamente nada", explicó. "Esta gente de todas maneras paga poco en impuestos a los beneficios, y el impacto de una medida así sería grande en oferta de servicios, actividades y ahorro en las cuentas del estado, porque estos empresarios no se quedarían pidiendo con la gorra en la mano esperando a la pensión".

Los empresarios de mayor edad se encargan sobre todo de tiendas pequeñas, diferentes tipos de negocios gastronómicos, y también de pequeñas producciones artesanales y asesorías.

Por otro lado, la gente de mayor edad es atractiva para los empleadores. El 82% de las pequeñas y medianas empresas emplea trabajadores mayores de 55 años. Al parecer esto se debe a la posibilidad de aprovechar su mayor experiencia, ya que los empleados de este grupo de edad superan en un 45% de los casos la productividad de sus compañeros. En cuanto a sueldos, ganan un 20% más en promedio que los trabajadores más jóvenes.