Europa sufre escasez de huevos

El precio de los huevos se ha disparado vertiginosamente en Europa debido a la escasez de este producto que está sufriendo el Viejo Continente.

Foto: ČT24Foto: ČT24 La contaminación con la sustancia tóxica fipronil, que afectó recientemente a numerosos países, está detrás de la escasez y el consecuente alto precio de los huevos en Europa.

La notable reducción del número de gallinas ponedoras y la retirada del mercado de los huevos contaminados tienen la culpa de que las tiendas europeas sufran escasez de uno de los productos alimenticios básicos.

Las cadenas comerciales checas anuncian que resulta cada vez más difícil satisfacer la demanda habitual y están buscando una salida contratando a nuevos proveedores.

Según datos ofrecidos por la Oficina de Estadísticas (ČSÚ), diez huevos salían en octubre a unas 36 coronas checas, equivalentes a 1,50 euros. Ahora se venden por unas 40 coronas y se espera que su precio pueda ascender hasta a 50 coronas en vista del elevado consumo de huevos que se espera durante las fiestas navideñas.

La República Checa no es un país autosuficiente en cuanto a la producción de huevos. Mientras que a principios de este milenio, las granjas del país eran capaces de cubrir casi un 84% del consumo nacional, este año el porcentaje asciende apenas al 74%, según se desprende de los datos publicados por el Ministerio de Agricultura y la ČSÚ.