Europa del Este deja de ofrecer mano de obra barata

Una ola de aumentos salariales extraordinarios ha inundado Europa del Este. La región deja de atraer a las empresas que buscan mano de obra barata.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 Mientras que los salarios han crecido notablemente en Europa del Este y Central, la calidad laboral ha empeorado notablemente, según advierten los expertos.

Según los recientes datos ofrecidos por Eurostat, en el segundo trimestre de este año, en la República Checa crecieron los salarios en más del 11%, mientras que en Rumanía el aumento salarial rozó incluso un 20%.

Otros países de Europa del Este (como Polonia, Eslovaquia, Eslovenia y Letonia, entre otros) han registrado un crecimiento menor, pero aun así bastante alto en comparación con el Oeste del Viejo Continente, donde del mayor aumento goza Luxemburgo, con un 4%.

El problema es que el incremento salarial no va acompañado de la correspondiente calidad de trabajo y la productividad cojea bastante en los países postcomunistas.

En caso de continuar la desproporción entre el crecimiento salarial y la productividad existe el peligro de que las empresas busquen unas nuevas localidades más baratas.

Las empresas además podrían ir reemplazando a los trabajadores locales con mano de obra más barata del exterior o reducir sus plantillas introduciendo una mayor robotización en sus plantas.