A los checos les gusta coquetear en el trabajo, según encuesta

Más del 94% de los checos admite haber flirteado en el trabajo en algún momento u otro. Las encuestas también sugieren que a menudo el coqueteo se convierte en romances efímeros o relaciones extramatrimoniales.

Foto: Pixabay / CC0Foto: Pixabay / CC0 Una nueva encuesta de la agencia STEM / MARK sugiere que la gran mayoría de los checos disfruta coqueteando de vez en cuando en el trabajo y alrededor de un tercio de los checos (40% de los hombres y 27% de las mujeres) admiten haber tenido relaciones íntimas con algún compañero.

El sitio web de noticias Novinky, para ilustrar la noticia entrevistó a jóvenes profesionales. Uno de los encuestados explicó por qué una aventura en la oficina parecía tan atractiva: describió a un colega siempre bien vestido, de olor fresco, de buen humor y gracioso, mientras que sumarido, dijo, se pasaba todo el tiempo en pantalones de chándal, acostado en el sofá de su casa.

Otra describió haber conocido el amor de su vida en el trabajo: se conocieron en la empresa, luego se casaron y finalmente abandonaron la empresa.

Un asesor financiero afirmó que los eventos team buliding en las empresas, si bien son una piedra angular de la intensificación de las relaciones y la cooperación en la oficina, conllevan el riesgo de llevar a relaciones extramatrimoniales a medida que las personas se vinculan más estrechamente de lo previsto. Según Novinky, la oficina o el lugar de trabajo es el lugar "ideal" para el romance o las aventuras sexuales, simplemente por la cantidad de tiempo que uno se pasa allí: un promedio de 40,4 horas por semana y, a menudo, más.

Foto: stockimages, FreeDigitalPhotos.netFoto: stockimages, FreeDigitalPhotos.net Muchos empleadores, agrega el sitio de noticias, son bastante tolerantes con los romances en la oficina, y algunos especialistas de Recursos Humanos ven más aspectos positivos que negativos: tener un interés amoroso en el trabajo puede tener un efecto positivo general, al menos mientras dure la relación. Es probable que los involucrados estén más relajados, causen menos fricción dentro del equipo en su conjunto, e incluso trabajen más duro o presionen para obtener mejores resultados.

Hay posibles inconvenientes o incluso riesgos directos: una aventura entre un jefe y un trabajador, donde el poder puede conducir al abuso, la intimidación o el abuso sexual, puede conducir rápidamente a graves acusaciones y al territorio legal.

Incluso si no es así, el amor entre un colega y un superior puede tener efectos negativos en el resto del equipo: puede ser desmoralizador, especialmente si las formas de favoritismo pasan a primer plano.

Incluso una relación exitosa, en la que ambas partes se mantienen felices y en igualdad de condiciones, puede dañar las relaciones con la oficina si la pareja no logra contener las emociones o mantiene su relación amorosa un poco en secreto. Nadie quiere ser testigo de una sesión de besuqueos en el despacho mientras intenta reducir su lista de "cosas por hacer" para ese día.

Si la relación termina mal, por supuesto, la parte abandonada también puede tener dificultades para continuar en la empresa o viceversa, lo que lleva a mayores complicaciones. Con frecuencia, uno u otro de los antiguos amantes, tarde o temprano, buscará empleo en otro lugar.