‘Oración para Marta’, uno de los himnos checos

La cantante Marta Kubičová volvió a grabar una de las canciones checas más emblemáticas titulada ‘Oración para Marta’. El tema será lanzado al mercado el próximo año en una recopilación de unos de los iconos de la música moderna checa bajo el título ‘Canciones de Protesta 1966-2017’.

Marta Kubišová, foto: ČTMarta Kubišová, foto: ČT Marta Kubišová, poseedora de una de las voces checas más bellas, se convirtió en un símbolo de la resistencia anticomunista checoslovaca.

Debido a su postura política, la cantante se vio obligada a dejar de cantar en el auge de su carrera, en el año 1970. Solo pudo regresar a los escenarios tras unos largos 20 años gracias a la Revolución de Terciopelo.

A fines de los años 60, Kubišová gozó de gran popularidad en el país. Su canción ‘Oración para Marta’ (Modlitba pro Martu) se convirtió en uno de los símbolos de la protesta checoslovaca contra la ocupación de las tropas del Pacto de Varsovia, por lo que el régimen comunista se esforzó por hacer callar la voz de la cantante bajo cualquier pretexto.

Marta Kubišová, foto: YouTubeMarta Kubišová, foto: YouTube Y lo encontró pronto: Kubišová fue acusada de protagonizar fotos pornográficas. Aunque el tribunal la exculpara después al admitir que se trató de un fotomontaje, mientras se desarrollaba el proceso, los sellos discográficos y organizadores de conciertos ya tuvieron la excusa para anular los contratos con la cantante, que perdió la posibilidad de cantar en público.

Sin embargo, sus fans no se olvidaron de ella. El 21 de noviembre de 1989, Kubišová recibió la satisfacción al cantar la ‘Oración para Marta’ en una manifestación multitudinaria en la Plaza Venceslao durante la Revolución de Terciopelo, que le posibilitó reanudar su trayectoria.

Dicho tema figura entre las canciones más famosas de Marta Kubišová, que ha editado a lo largo de su trayectoria un sinnúmero de éxitos, ha adquirido numerosos fans, y ha sido elogiada tanto por expertos como por sus colegas cantantes.

Que la paz siga permaneciendo en este país
El odio, rencor y envidia que se acaben
Que se acaben ya
Ahora que el poder perdido de tus cosas públicas
Volverá a tus manos, pueblo Volverá

La mujer que intensifica el brillo de las joyas

Marta Kubišová interpretó canciones de numerosos compositores y letristas. Uno de ellos, Pavel Vrba expresó que escribir letras para Marta Kubišová era como “fabricar una joya para una mujer”.

Marta Kubišová, foto: Tomáš Lébr, ČRoMarta Kubišová, foto: Tomáš Lébr, ČRo “Marta tiene el don de llevar las joyas e intensificar su fluido de manera que siempre asombran, emocionan y despiertan algo que sin ella a lo mejor no seríamos capaces de sentir. Y da igual si se trata de una joya de esmeraldas de la melancolía o de un simple anillo de oro”, indicó el autor de la letra de uno de los grandes éxitos de Kubišová, titulado ‘Lámpara’ (Lampa), del 1968.

Eduard Krečmar es otro letrista que expresó su admiración con respecto a Marta Kubišová.

“Ella no interpreta solo las melodías, sino también las palabras. Sabe encontrar el sentido implícito de las letras, dar colores a las respectivas palabras y hasta a las sílabas”, dijo el letrista y agregó que es una pena que los comunistas le hubieran prohibido cantar y le hubieran robado gran parte de su trayectoria.

“Pero la admiro que tras regresar, no se mostró amargada”, indicó Krečmar que para Kubišová escribió la versión checa del tema titulado ‘When My Dollies Have Babies’, de Sonny Bono, que lleva por título ‘Mamá’.

La cantante interpretó temas de numerosos autores. Entre ellos destaca también una pieza de los españoles Rafael Jiménez Ferrero y Luis Eduardo Aute Gutiérrez, titulado ‘Magdalena’, y cuya letra en checo corrió a cargo de Jan Schneider.

La caída y la resurrección

Golden Kids, foto: Joost Evers / Anefo, Nationaal Archief, CC BY-SA 3.0 Golden Kids, foto: Joost Evers / Anefo, Nationaal Archief, CC BY-SA 3.0 En 1968, Marta Kubišová cofundó el grupo Golden Kids, junto a los cantantes Helena Vondráčková y Václav Neckář.

El trío alcanzó una enorme popularidad en Checoslovaquia. Sin embargo, en el año 1970 se descompuso después de que el régimen comunista le prohibiera presentarse en público a Kubišová. Sus compañeros de grupo protestaron, pero las autoridades rechazaron sus quejas.

Mientras que Vondráčková y Neckář pudieron seguir su carrera en solitario, Kubišová se vio obligada a pasar a la clandestinidad. La cantante posteriormente se desempeñó como portavoz de Carta 77, declaración que reclamó a los dirigentes checoslovacos el respeto de los derechos humanos.

Kubišová y Vondráčková en 1966 grabaron uno de los duetos más bonitos de la música checa titulado ‘Oh, Baby, Baby’.

Tras la Revolución de Terciopelo de 1989, Marta Kubišová fue rehabilitada y reanudó su trayectoria. La cantante, galardonada tres veces con el premio Ruiseñor de Oro para la cantante más popular del país, sigue actuando hasta la fecha.

En 1990 grabó, entre otras, la canción ‘En el Ardor del Amor Real’ (V žáru královské lásky), para la banda sonora del filme del mismo nombre.