La música centroeuropea se está poniendo de moda

Los ritmos de Europa Central se están poniendo de moda. Las bandas de esta región se van imponiendo a expensas de los grupos de los Balcanes y de África, cuya época dorada va terminando. Así lo afirma Anna Mašátová, coorganizadora del festival Czech Music Crossroads cuyo objetivo es promover la música checa en el extranjero.

Guía por el escenario musical para los inexperimentados

Anna Mašátová, foto: archivo de Anna MašátováAnna Mašátová, foto: archivo de Anna Mašátová Promotores y periodistas musicales de toda Europa se dan cita anualmente en la ciudad de Ostrava para asistir al festival Czech Music Crossroads que trata de ofrecerles lo mejor de la música checa.

Por su parte, los músicos pueden asistir a varios talleres donde los expertos les ayudan a buscar el camino más transitable hacia los mercados extranjeros.

Anna Mašátová este año presentó un seminario titulado ‘Guía por el escenario musical para los inexperimentados’, centrado sobre todo en la música alternativa.

“El escenario musical checo es muy variado en cuanto a los géneros presentes. En Czech Music Crossroads tratamos de promocionar el escenario alternativo, la world music y jazz. En mi discurso presenté los premios musicales checos de más valor. No hablo de los concursos de popularidad, como Ruiseñor de Oro, sino de premios como Vinyla, Apollo o los premios de género Ángel. Al ver a los ganadores de estos premios, reunirán una información suficiente para ponerse al día en cuanto a la música local”.

¿Y qué músico se merece hoy más atención en opinión de la experta?

Ondřej Pivec  (a la izquierda), foto: Petra Hajská, ČRoOndřej Pivec (a la izquierda), foto: Petra Hajská, ČRo “Es difícil, cualquier calificación es muy subjetiva. Pero si debo mencionar a un solo artista concreto, creo que la mayor atención se la merece Ondřej Pivec, organista radicado actualmente en Nueva York, donde toca por ejemplo con Gregory Porter, ganador del premio Grammy”, indicó la experta.

La música de Ondřej Pivec abrió nuestro Domingo Musical. A continuación les ofrecemos otra de sus piezas.

Otro de los artistas checos que no deberían pasar desapercibido, según la experta Anna Mašátová, es el guitarrista de jazz David Dorůžka graduado en la prestigiosa escuela estadounidense Berklee College of Music, situada en Boston.

Clarinet Factory y Ponk gozan de la mayor proyección internacional

Este julio se efectuó la cuarta edición del festival Czech Music Crossroads que busca promocionar a los intérpretes checos en el exterior.

Clarinet Factory, foto: Tamara Černá, presentación oficial de Clarinet FactoryClarinet Factory, foto: Tamara Černá, presentación oficial de Clarinet Factory Las ediciones anteriores dieron una clara respuesta en cuanto a los grupos más exitosos a nivel internacional.

“No hace falta especular, eso está confirmado. Entre las bandas más exitosas figura Clarinet Factory. Un grupo espectacular difícilmente clasificable en cuanto al género. La banda acaba de grabar un disco en Francia. Esta colaboración tuvo sus raíces en el festival Czech Music Crossroads. En el extranjero cosecha ahora un gran éxito. Se trata de uno de los resultados más visibles de nuestra labor”, según Anna Mašátová.

Entre los grupos checos con la mayor proyección internacional destaca también el trío Ponk, integrado por címbalo, violín y bajo.

“Esta banda tocó el año pasado en el festival Czech Music Crossroads y unos meses más tarde ya actuó en la World Music Expo en Santiago de Compostela, lo que es el evento de este tipo más prestigioso. Además, los expertos suelen escribir con frecuencia reseñas acerca de la obra de esta banda después de que fuera descubierta por nuestro festival”, subrayó la experta.

El sector musical checo sufre escasez de promotores experimentados

A pesar de que la situación ha mejorado en los últimos años, los grupos checos siguen teniendo una posición difícil a la hora de tratar de imponerse en el exterior.

Čankišou, foto: Harold / CC BY-SA 3.0Čankišou, foto: Harold / CC BY-SA 3.0 “Puede que lo tengan más difícil que sus compañeros del occidente. Aquí sigue perdurando el legado del comunismo, que supone una falta de gente capaz de enseñar de manera eficaz a los promotores cómo ayudar a los grupos a imponerse en el exterior, hay escasez de managers, agentes, etc. Es que aquí no hay dónde estudiarlo”, dice la musicóloga Anna Mašátová.

La experta subrayó que en caso de que el grupo toque una música interesante, puede superar fácilmente hasta los obstáculos lingüísticos.

“Naturalmente la barrera lingüística es importante, pero si la música es de calidad, se puede superar. Miren por ejemplo al grupo Čankišou, que inventó incluso su propia lengua con la que da conciertos desde su ciudad natal de Brno hasta Nepal. Al final se trata de ser aplicado y capaz de sacrificar algo por conseguir un resultado positivo global en el futuro”, expresó.

Surgida en 1999, la banda Čankišou ha lanzado nueve discos hasta la fecha.

Época ideal para probar suerte en el extranjero

La música checa no está mal, pero le falta gente experimentada que le abra el camino al mercado extranjero. Eso es lo que dice Anna Mašátová, que se especializa en promoción de la producción local en el exterior.

Ilustrační foto: Ondřej TomšůIlustrační foto: Ondřej TomšůHoy es más fácil que los grupos se produzcan las grabaciones por cuenta propia, pero para imponerse siempre es mejor tener un agente.

“No es tan fácil para que el intérprete se lo asegure todo por cuenta propia. Para imponerte en el extranjero siempre necesitas a una persona hábil con la que lo tengas todo mucho más fácil”.

La experta subrayó que hoy día los grupos checos están viviendo una época idónea para probar suerte en el extranjero.

“Como se puede ver, los músicos checos salen a tocar fuera del país, así como los polacos o eslovacos. Lo importante es que el mundo musical pone sus ojos en el acontecer en Europa Central. Será porque ha terminado el entusiasmo por la música de los Balcanes y africana. Ahora es el momento cuando nuestros músicos deberían esforzarse más por imponerse”, agregó Anna Mašátová.

Otro de los grupos checos que cosecha éxito en el exterior y que por ejemplo actuó en el prestigioso festival Womex es el dúo de violonchelistas Tara Fuki.