Synek, quíntuple campeón mundial en remo

Ondřej Synek ha ganado su quinta medalla de oro mundial en remo y de triunfar el próximo año se convertiría en el competidor más exitoso de toda historia.

Ondřej Synek, foto: ČTKOndřej Synek, foto: ČTK Nueva Zelanda, Corea del Sur, Holanda, Francia y Estados Unidos, son países en los que Ondřej Synek se ha proclamado campeón mundial en la categoría de skiff.

Al sumar cinco títulos mundiales emuló la colección del neozelandés Mahé Drysdale y el alemán Peter Michael Kolbe. De triunfar el próximo año en Plovdiv, Bulgaria, encabezaría en solitario el ranking de los remeros más exitosos a nivel mundial.

Mientras que Kolbe vivió su época de oro en los años 70 y 80, el checo y el neozelandés siguen activos y esperan ampliar su colección.

De cara a la ausencia de Drysdale el fin de semana pasado en el Mundial de Sarasota, Florida, Synek tuvo un trabajo más fácil.

“Esta carrera fue bastante fácil, por decirlo así, porque el primer kilómetro lo recorrí rápido, me creé una gran ventaja ante el cubano Fournier y en los últimos 500 metros todo quedó resuelto. Creo que si hubiera estado Drysdale, habría sido una lucha hasta el final, como en los años 2014 y 2015, cuando llegamos a la meta uno al lado del otro”, indicó.

La larga experiencia adquirida le ayudó a Synek a imponerse en Estados Unidos en su decimosexta participación consecutiva en la final de un campeonato mundial.

Además de los cinco títulos mundiales, Synek se ha proclamado cuatro veces campeón europeo y ha conquistado tres medallas olímpicas: en Pekín y Londres se hizo con la plata, mientras que el año pasado ganó el bronce en Río de Janeiro.

“Después de la salida y en el curso de la competición no hay que esperar nada. Tienes que rendir a tope desde la salida y los menos experimentados muchas veces no se atreven, se les nota que no creen en sus propias capacidades, van con cuidado y cuando empiezan a competir de verdad, ya es tarde, porque el más rápido ya se ha ido”, expresó.

Synek, que inició su carrera en 1995, señaló que, pese a su avanzada edad, tiene previsto seguir compitiendo como mínimo hasta la próxima Olimpiada que tendrá lugar dentro de tres años en Tokio.

“La verdad es que la preparación es cada vez más difícil, porque me doy cuenta de que la regeneración ya no es tal como solía ser. La próxima semana cumpliré los 35 años y no hay muchos remeros que sigan teniendo éxitos a esta edad, aunque el remo lo puedes hacer hasta los 40, más o menos. Este año ya hemos tenido que acomodar los entrenamientos, o sea hacerlos más cortos y más intensos para adquirir el tiempo necesario para la regeneración”, dijo.