Siniaková y Krejčíková: las checas triunfaron en dobles de Roland Garros

Las tenistas checas Kateřina Siniaková y Barbora Krejčíková ganaron en la final de los dobles en el prestigioso Abierto de Francia 2018.

Siniaková y Krejčíková, foto: ČTK/AP/Alessandra TarantinoSiniaková y Krejčíková, foto: ČTK/AP/Alessandra Tarantino Siniaková y Krejčíková conquistaron su primer título Grand Slam de sus carreras. En la final de uno de los cuatro torneos más importantes del mundo se impusieron contra el dúo japonés compuesto por Hizumi con Ninomija, en dos parciales de 6-3 y 6-3.

Se trata de la tercera pareja checa en la historia del tenis femenino que ha logrado ganar en el Roland Garros, después de los triunfos de Novotná y Suková en 1990, y de Hlaváčková con Hradecká hace siete años.

Siniaková y Krejčíková, foto: ČTK/AP/Alessandra TarantinoSiniaková y Krejčíková, foto: ČTK/AP/Alessandra TarantinoKrejčíková quería dedicar el título precisamente a Jana Novotná, su antigua entrenadora y leyenda del tenis femenino checo, fallecida en noviembre del año pasado.

“Yo creo que ella siempre quiso que llegara a conquistar un trofeo así. Siempre me apoyó mucho y creo que estaría orgullosa de mí. Para nosotras es un enorme éxito. Hemos llegado a una meta con la que la mayoría de las tenistas sueña, y muchas de ellas nunca lo logran. Nosotras lo logramos a los 22 años, ganamos un Grand Slam, es algo increíble”.

Las dos tenistas pasaron por momentos difíciles durante todo el torneo. Sin embargo, en la final contra el dúo japonés, que sorprendió a todos con su llegada a la final de la competición de los dobles, dominaron y pueden disfrutar de su primer gran título.

Siniaková destacó la importancia de los partidos anteriores y la química que hay entre las dos tenistas.

“Sabemos muy bien qué podemos esperar una de la otra. En mi opinión fue crucial que habíamos pasado por dos rondas muy difíciles que nos hicieron más fuertes. Luego tuvimos más esperanza y fe en nosotras mismas, y mostramos cuánto fuertes podemos ser juntas. Jugamos muy bien y es una experiencia extraordinaria”.

Krejčíková con Siniaková ganaron en París ya en 2013. Sin embargo, entonces se trataba de un título en la categoría júnior.

Ambas tenistas checas han mejorado sus posiciones en el ranking de los dobles. Krejčíková pasó al número once y Siniaková figura tras la victoria en la sexta posición.

La bandera checa ondeó durante la ceremonia de entrega de la copa a las ganadoras de los dobles por tercera vez en los últimos cuatro años, ya que tanto el año pasado como en 2015 celebró la victoria Lucie Šafářová junto con su pareja estadounidense.