Roland Garros: los checos eliminados de la competición individual

Barbora Strýcová, la última jugadora checa en la competición individual del torneo Roland Garros, terminó su aventura francesa en los octavos de final.

Barbora Strýcová, foto: ČTKBarbora Strýcová, foto: ČTK Ninguna de las dos tenistas checas en los octavos de final en el Abierto de Francia logró avanzar en el torneo.

Barbora Strýcová perdió en una hora y media el partido contra Yulia Putintseva de Kazajistán, tras dos parciales de 4-6 y 3-6.

A pesar de haber perdido, Strýcová destacó que llegar hasta los octavos de final puede ser considerado como un éxito.

“Bueno, después del partido por supuesto una se siente decepcionada y está pensando si se podría haber hecho algo más o de manera diferente. La verdad es que perdí por haber cometido demasiados errores. Pero al fin y al cabo estoy feliz por haber podido participar en cuatro rondas. Además lo considero una prueba de que todavía puedo jugar en el nivel más alto”.

Yulia Putintseva, la número 98 del ranking mundial, se aprovechó en el partido sobre todo de su paciencia y frecuentes cambios del ritmo de juego. Strýcová va a continuar en el Abierto de Francia en los dobles junto con su compañera Andrea Hlaváčková.

Petra Kvitová, foto: ČTKPetra Kvitová, foto: ČTK La segunda tenista checa en los octavos del Roland Garros, Petra Kvitová, terminó en Francia su serie de 13 victorias consecutivas en tierra batida al perder contra Anett Kontaveit de Estonia.

Según la tenista checa, en el partido había oportunidades de bajar los humos a su adversaria. Sin embargo, Kvitová no las aprovechó.

“Yo creo que durante la serie de victorias había partidos peores, pero al final siempre logré ganar. En este duelo había oportunidades, pero no conseguí aprovecharlas. También hay que destacar que ella jugó muy bien. En definitiva, creo que fue un buen partido, pero sin un final feliz”.

A pesar de la derrota en el Abierto de Francia, Kvitová puede considerar esta temporada excepcional. Hasta ahora ha conquistado cuatro títulos y logró una serie de 14 victorias en cemento y otra casi igual de larga en tierra batida.

Las jugadoras de balonmano sellaron sus pasaportes para el Campeonato Europeo

Foto: ČTK / Ondřej HájekFoto: ČTK / Ondřej Hájek La selección femenina de balonmano logró clasificarse para el Campeonato Europeo tras empatar con Eslovenia por 30-30.

Un punto por el empate era precisamente lo que era necesario para asegurarse la participación en el torneo europeo. Las jugadoras checas disponían en el segundo tiempo de una ventaja de hasta cinco goles. Y a pesar de que la diferencia se fue reduciendo, las checas lograron mantener el partido en sus manos.

El entrenador de la selección, Jan Bašný, elogió sus jugadoras al sostener que el grupo checo era el más difícil de todos.

 Jan Bašný, ČTK/Hájek Ondřej Jan Bašný, ČTK/Hájek Ondřej “Clasificarse de este grupo lo considero un gran éxito. Me atrevería a decir que fue el grupo más difícil. Entonces es una prueba de la calidad que mantiene nuestro equipo, y eso ya durante dos o tres temporadas”.

Entre las razones del éxito checo, el entrenador habló sobre la confianza que tienen las jugadoras en la selección.

“De vez en cuando hasta me sorprende, yo me pongo nervioso, y ellas me dicen “tranquilo entrenador, tenemos que ganar dos veces entonces eso es lo que vamos a hacer”.

Bašný tomó el timón del equipo femenino en 2010, y desde entonces logró avanzar en cinco de ocho clasificaciones. El último gran éxito de la selección fue el octavo lugar en el Campeonato Mundial.

Nueve medallas checas en el Campeonato Europeo en piragüismo en eslalon

 Jiří Rohan,  foto: ČTK Jiří Rohan, foto: ČTK La capital checa fue este fin de semana anfitriona del Campeonato Europeo en piragüismo en eslalon.

Uno de los entrenadores checos, Jiří Rohan, se mostraba contento tanto con los éxitos de los deportistas, como con la organización del evento.

“Pues hablando de los deportistas, hay que decir que tenemos suficientes medallas como para considerarlo un éxito. En lo que se refiere a la organización, todo el mundo lo estaba elogiando. Eso no quiere decir, que no haya espacio para mejorarlo. Me parece que hay varias cosas que podrían ser hechas aún mejor. Pero en suma fue un éxito”.

El deporte que goza en la República Checa de una larga tradición, atrajo a las tribunas miles de personas que pudieron observar como los representantes checos iban conquistando una medalla tras otra, hasta llegar a nueve preseas.