Fed Cup: Las felinas checas desafiarán a EE.UU.

Cuatro felinas tratarán de mantener la esperanza del equipo femenino checo de ganar la cuarta Copa Federación consecutiva. De cara a la ausencia de las mejores jugadoras nacionales, el cuarteto inexperimentado en este prestigioso torneo por equipos tratará de sorprender en las semifinales a Estados Unidos.

Kateřina Siniaková, foto: Vojtěch Man, ČRoKateřina Siniaková, foto: Vojtěch Man, ČRo Apenas dos partidos. Tantos encuentros han disputado en total en la Copa Federación las tenistas checas, que se enfrentarán este fin de semana a Estados Unidos en la ciudad de Tampa, en Miami.

Al capitán Petr Pála no le queda otra que apostar por las novatas de cara a la ausencia del mejor cuarteto checo Karolína Plíšková, Petra Kvitová, Barbora Strýcová y Lucie Šafářová.

La mejor checa, Kateřina Siniaková, que ocupa la posición 38 del ranking femenino, dijo que el equipo nacional así prácticamente carece de una líder para la contienda contra las estadounidenses.

“Nuestra fuerza consiste en que jugaremos como equipo, que nos apoyamos mutuamente y somos una estupenda compañía. De ser novatas, lucharemos más y nos esforzaremos más por mostrar que podemos ganar, porque todas somos jugadoras muy buenas. No tenemos una líder, pero no importa. Todas somos iguales y nos ayudamos una a otra”, afirmó.

Buscando la final en el hormigón azucarado verdigris

La hermana gemela de la número tres mundial Karolína Plíšková, Kristýna, que ocupa el lugar 56 del ranking WTA será probablemente la número dos checa para los individuales contra Estados Unidos.

Aunque Pála baraja también la posibilidad de alinear a Markéta Vondroušová, de apenas 17 años, que triunfó sensacionalmente en el reciente torneo de Biena, en Suiza.

Markéta Vondroušová, foto: ČTKMarkéta Vondroušová, foto: ČTK “Seguramente, es una de las variantes. Para ninguna favorita resulta fácil jugar contra una muchacha de 17 años que juega perfectamente y está en tan buena forma. Pienso sobre ello, pero por el momento no voy a sacar conclusiones”, indicó.

Las checas tendrán que acostumbrarse también a la particular tierra batida de color verdigris y de cualidades diferentes que la habitual superficie roja, que es más lenta, según dijo Pála.

“Sus cualidades varían a lo largo del día. Por la mañana es imposible deslizarse en esta superficie. Por la tarde, cuando ya no se riega y está seca, es más bien un hormigón azucarado, uno ya puede deslizarse, pero a veces las chicas se clavan de repente. No es a lo que estamos acostumbrados”.

Las estadounidenses tampoco podrán contar con sus mejores jugadoras para las semifinales. El equipo local será liderado por Coco Vandewegh, número 24 del ranking mundial. El cuarteto local es completado por Lauren Davis, Shelby Rogers y la especialista en dobles, Bethanie Mattek-Sands.