El VAR se estrena en la liga checa de fútbol

La decimosexta jornada de la liga checa de fútbol hizo historia este fin de semana. No por unos resultados sorprendentes o decisivos, sino por incorporar por primera vez al árbitro asistente de vídeo.

El vídeo debutó con bombos y platillos en la liga checa de fútbol en la primera jornada de la vuelta del torneo en el partido entre el Sparta de Praga y el Mladá Boleslav.

El equipo técnico entró en juego muy temprano, ya en el minuto 12 del choque, cuando el jugador local Eldar Civic tiró contra la puerta y el arquero paró el balón de manera que no quedaba claro si superó la línea de gol o no, según explicó el árbitro principal, Karel Hrubeš.

“Pité gol, pero desde mi punto de vista no era patente si el balón superó con todo su volumen la línea de gol por eso pedí la asistencia de vídeo”, indicó.

Antes de que el equipo local celebrara el gol y volviera a su mitad de campo, el árbitro ya tenía confirmado de que se trató de un gol regular. El veredicto fue dictado en unos segundos, según indicó el árbitro asistente de vídeo, Roman Hrubeš.

“Tengo que verlo de nuevo y medir el tiempo exactamente antes de enviar un análisis a la FIFA. Sin embargo, desde recibir la señal para el inicio del control de vídeo y el veredicto final transcurrieron unos diez segundos”, indicó.

Tras el gol inicial, el Sparta se tranquilizó y triunfó cómodamente por 3-0 al marcar otros dos goles aún antes del descanso.

"Desde recibir la señal para el inicio del control de vídeo y el veredicto final transcurrieron unos diez segundos".

Los jugadores y la afición de ambos bandos se mostraron, por lo general, satisfechos con el uso del vídeo.

Contra la novedad protestó en voz alta solo el arquero del Mladá Boleslav, Martin Jedlička, que opinó que el uso del vídeo restaba la dignidad a los jueces.

“Creo que no deberían humillar de esta forma a los colegiados. Ellos todos son árbitros de calidad. Somos gente, así que las situaciones deberían ser solventadas por gente. Estoy en contra del vídeo”.

La voz del guardameta quedó bastante aislada en la liga checa de fútbol que tiene previsto incorporar al árbitro asistente de vídeo también en varios partidos seleccionados de la vuelta del torneo tras la pausa invernal.