El Submarino Amarillo torpedea el cumpleaños del Slavia

El Slavia no volvió a pillar por sorpresa al Villarreal en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Europa League. El campeón checo cayó en casa por 0-2.

Tomáš Souček (a la derecha), foto: ČTKTomáš Souček (a la derecha), foto: ČTK El Slavia de Praga no logró regalarse un triunfo sobre el Villarreal español con motivo del 125 aniversario de su fundación, sucedido en 1892.

Este jueves en el Eden Aréna, el Submarino Amarillo superó en el primer tiempo a los rojiblancos, materializando su empuje con un gol del colombiano Bacca tras un cuarto de hora de juego.

Tras el descanso, el Slavia presionó al favorito creándose varias ocasiones para al menos poner tablas. Pero la baja contundencia de los praguenses les impidió volver a empatar contra los españoles al igual que hace dos semanas en el Estadio de la Cerámica, donde se hicieron con un 2-2, según lamentó el centrocampista Tomáš Souček.

“Ellos combinaban bien, así que en el primer tiempo no tuvimos mucha posesión. En el segundo tiempo los presionamos y creo que los superamos, pero desaprovechamos las ocasiones. Yo fallé tres, como mínimo. Debí haber aprovechado alguna, así que asumo la responsabilidad por haber terminado nosotros sin marcar”, dijo.

Souček: "En el segundo tiempo presionamos al Villarreal y creo que lo superamos, pero desaprovechamos las ocasiones".

El Submarino se llevó al final una victoria de dos tantos de diferencia tras el gol marcado en propia puerta por Deli a finales del partido.

Mientras que el equipo español sigue liderando el grupo A, el Slavia descendió al tercer lugar y se verá obligado a solventar su pase a la próxima fase en los próximos dos partidos contra el Astana y el Maccabi Tel Aviv, como señaló Jan Sýkora.

“Nos lo hemos complicado. Por cierto, ahora nos esperan los partidos más importantes del grupo. Si queremos avanzar, tenemos que lograr buenos resultados contra esos rivales”, indicó el centrocampista.

Michael Krmenčík, foto: ČTKMichael Krmenčík, foto: ČTK Por su parte, el Viktoria Pilsen sigue ocupando la segunda posición del grupo G tras golear cómodamente en casa al Lugano por 4-1.

Dos goles marcó Michael Krmenčík nada más transcurrir 19 minutos de juego. Aunque el delantero rechazó hacerse con los méritos por la victoria una vez terminado el choque.

“No quisiera dormirme en los laureles. Hay que seguir currando. Si el delantero está en la cancha para marcar goles. Ahora los marco yo, pero en los próximos partidos lo puede lograr otro”, señaló.

El Pilsen suma seis puntos menos que el líder del grupo, el FCSB rumano, pero el pase a la próxima fase lo tiene en sus manos, al situarse por encima del Hapoel B. Sheva y el Lugano.

El equipo checo que sí que mantiene solamente una esperanza más bien teórica de colarse en los dieciseisavos de final del torneo es el Zlín, colista del grupo F, que cayó por 3-0 en Copenhague.