El Pilsen se mete en la fase primaveral de la EL

El Viktoria Pilsen se coló en los dieciseisavos de final de la Europa League, mientras que al Slavia de Praga le falta un punto para seguir jugando las copas europeas también en primavera.

El Viktoria Pilsen está viviendo un otoño mágico este año. Los cerveceros han logrado una racha de 14 triunfos consecutivos en lo que va de esta edición de la liga nacional y este jueves sellaron su pase a los dieciseisavos de final de la Europa League al derrotar en la quinta jornada de la fase de grupos del torneo el FCSB rumano por 2-0.

Los rojiazules armaron desde principios del partido un torbellino ofensivo que materializaron tras el descanso con goles de Petržela (min. 49) y Kopic (min. 76).

No es de extrañar que el entrenador Pavel Vrba se haya mostrado muy satisfecho una vez terminado el choque.

“En los primeros sesenta minutos vimos un fútbol perfecto. El primer tiempo fue muy interesante por parte de ambos bandos. A nosotros nos faltó ser más insistentes en la fase final. Después de que marcáramos el primer gol, es verdad que el Steaua empezó a combinar mejor teniendo más posesión. Pero nosotros nos defendíamos muy bien y sellamos el pase con el segundo gol. Así que estoy satisfecho, por supuesto”, subrayó el técnico.

El Pilsen pasa a la próxima fase junto al equipo rumano, que se había hecho con el pasaporte a dieciseisavos ya en la jornada anterior. Del grupo G quedan fuera así el Lugano y el Hapoel B. Sheva.

El Slavia a un punto de los dieciseisavos

Mientras que el Pilsen ya está de fiesta, el Slavia de Praga necesita sacar un punto más en la última jornada para sellar su pase y acompañar a los dieciseisavos al Villarreal español, que se metió en la fase primaveral tras derrotar, a domicilio, al Astaná por 2-3.

Precisamente el equipo kazajo representa el último obstáculo para los checos en su camino hacia los dieciseisavos de final.

Los rojiblancos tendrán la ventaja de jugar en casa donde necesitan lograr un empate, no más. Aun así, el entrenador Jaroslav Šilhavý pronostica que les espera una faena dura dentro de dos semanas.

“Tendremos la ventaja de jugar en casa, eso sí. Pero no se puede decir que estamos más cerca del éxito, igual de todas formas tenemos que lograr un buen resultado. Va a ser un pequeño play-off, pero espero que lo logremos y que acudan muchos hinchas que nos ayuden a conquistar el pase”, deseó el entrenador.

Por su parte, tal y como se esperaba, el tercer representan checo en las copas europeas, el Zlín, se despidió definitivamente del torneo este jueves tras caer en la cancha del Tiraspol, que asumió de esa forma el liderazgo del grupo F. No obstante, la lucha por los dieciseisavos de final allí sigue abierta y se solventará hasta en la última jornada, ya que el Lokomotiv de Moscú y el Copenhague también siguen manteniendo las posibilidades de avanzar.