El día del empate en la liga checa

Los cuatro primeros equipos de la liga checa de fútbol no salieron del empate en sus respectivos partidos disputados el fin de semana. A dos jornadas para el final del torneo, de esa forma la lucha por el título sigue siendo abierta.

Slavia de Praga - Dukla de Praga, foto: ČTKSlavia de Praga - Dukla de Praga, foto: ČTK El líder de la liga, el Slavia de Praga, se lamentó mucho tras no salir del empate a dos frente al Dukla de Praga y no aprovechar la pérdida en casa de su perseguidor, que también solo logró las tablas contra el Mladá Boleslav (3-3).

Los rojiblancos se pudieron dos veces por delante en el partido, pero los huéspedes siempre lograron remontar, según se quejó Josef Hušbauer.

“Estoy decepcionado de que no hayamos logrado la victoria. Se lo hemos regalado todo al rival. Ellos no se crearon ninguna gran ocasión para marcar. A los rivales que se posicionan en el medio de la clasificación los deberíamos batir con una diferencia de dos o tres goles y no cometer tales errores. Eso no le puede pasar a alguien que está luchando por el título”, indicó el centrocampista.

El entrenador del Slavia, Jaroslav Šilhavý, atribuye el resbalón a la gran presión a la que están sometidos sus pupilos por estar tan cerca del deseado título.

El Slavia de Praga sigue estando más cerca del título liguero checo al seguir contando con una ventaja de dos puntos por delante del Pilsen.

“La presión es grande, sobre todo, si jugamos en casa, donde estamos aún más nerviosos. Es evidente que dar el último paso es lo más difícil. Lo notamos en los jugadores, que bajo esta presión cometen errores por los que perdemos mejores resultados. No obstante, seguimos teniéndolo todo en nuestras manos”, dijo el técnico.

El líder tiene por delante un trabajo difícil al tocarle en la próxima jornada un rival muy fuerte, el Mladá Boleslav, que en el cuarto lugar de la clasificación sigue luchando por la posición de bronce, ocupada por el Sparta de Praga.

Por su parte, los praguenses, que el fin de semana solo empataron en Karviná, se enfrentarán al Hradec Králové, que ocupa el penúltimo escaño. Y una cómoda victoria se espera también del Pilsen que jugará, a domicilio, contra el Brno, que acaba de sellar su permanencia este fin de semana al imponerse por 2-3 en Příbram.