Cultura "México de Antaño" una recopilación de la música tabú mexicana

23-09-2003 | Roman Casado

El musicólogo checo, Radko Tichavský, ha desarrollado a lo largo de los últimos 15 años una investigación de la música mexicana de las postrimerías del siglo XIX y principios del XX, es decir, de la época del dictador Porfirio Díaz. Radko Tichavský lanzó al mercado este año un disco con canciones inéditas hasta la fecha.

Descargar: RealAudio

CD 'México de antaño'CD 'México de antaño' El disco se llama 'México de antaño' y está dedicado a cuatro compositores del Estado de Nuevo León, al Norte de México. La grabación incluye 18 canciones de la época del llamado 'porfiriato', que casi cayeron en olvido. Radko Tichavský, que se naturalizó mexicano, indicó que Porfirio Díaz fue una persona muy controvertida, pero que el mismo, a pesar de ser un dictador, contribuyó también al desarrollo de México.

"Decir Porfirio Díaz en México siempre significaba hablar de un dictador, una persona que ha hecho mucho mal a México, pero en realidad podemos decir que fue un estadista muy importante. No se le quita lo del dictador, pero hizo muchas cosas importantes; industrializó el país, introdujo las estaciones de trenes, los palacios gubernamentales y municipales, caminos, etc.".

Radko TichavskýRadko Tichavský Posteriormente, Porfirio Díaz fue repudiado políticamente por la filosofía de la revolución mexicana y con el tiempo desapareció también la música que se creaba en aquella época.

"Hace 10 años, decir voy dar un concierto de la música porfiriana era un tabú tremendo. Me decían, no mejor di que va a ser la músicas de los principios del siglo, no digas Porfirio, porque eso va crear polémica. Pero pasó algún tiempo y la gente se dio cuenta que esta música mexicana es una música realmente muy bonita que, obviamente, no coincide con el cliché de la música folclórica mexicana tipo mariachi o cumbias. Es una música un poco más fina, semiclásica, que tiene mucho valor".

Radko Tichavský subrayó que la música de la época del 'porfiriato' atrajo su atención, porque tiene mucho en común con la música europea.

"En 'porfiriato' se tocaban valses, polcas chotices, redobas... Redoba, chotiz y polca son tres bailes de origen checo, y en México son considerados como bailes nacionales", señaló el músico, agregando, no obstante, que las polcas mexicanas son muy distintas de las polcas checas.


"Aunque el ritmo es el mismo, el sentido de la polca mexicana es mucho más pícaro, mucho más temperamental. Por ejemplo, la polca del Estado Durango parece un zapateado, un flamenco hecho polca. Las parejas a la hora de bailar se jalonean, parece una especie de lucha. Las polcas de Nuevo León son también muy zapateadas, pero muy erguidas, muy señoriales, muy diferentes de las relativamente tranquilas polcas checas. Cuando la gente se da cuenta de que la letra original de la polca 'Barrilito' ('Skoda lásky' como se conoce aquí) no hablaba de cerveza, sino penas de amor y que fue escrita por un compositor checo, se sorprenden mucho, porque piensas que fue una pieza creada por el pueblo mexicana. Se adaptó totalmente".

Radko TichavskýRadko Tichavský Desde hace más de 15 años Radko Tichavský se ha dedicado a recopilar y archivar en su colección particular las obras publicadas en la época del 'porfiriato'. Las partituras las compraba o las recibía por donación de la gente que se enteró de su investigación. Finalmente, el disco fue grabado en dos semanas, pero la preparación del mismo se llevó más de un año.

"La preparación del disco en sí tardó tanto, porque tratamos de lograr un sonido de los años 30. Se trabajó sin eco, los aparatos electrónicos se redujeron al mínimo de tal manera que la grabación pareciera una grabación hecha en los años 30".

Ustedes mismos pueden evaluar si los músicos lo lograron.

Compartir

Destacados

Artículos relacionados

Más

Del archivo del programa

Más

Emisión Reciente en Español

RSS

RSS y Podcasting

Nuevos canales RSS