La Nueva Ola, los directores rebeldes que renovaron el cine checo

El valor de la Nueva Ola del cine checoslovaco, con directores como Menzel o Forman, ha sido explicado en una nueva tesis doctoral, la primera realizada sobre este tema en español.

Cristina Gómez, foto: Archivo de Cristina GómezCristina Gómez, foto: Archivo de Cristina Gómez Todos los amantes del cine conocen a Miloš Forman, autor de clásicos del cine como ‘Amadeus’ o ‘Alguien Voló sobre el Nido del Cuco’, los más avezados recordarán ‘Trenes Rigurosamente Vigilados’, de Jiří Menzel, o ‘La Tienda de la Calle Mayor’, de Ján Kadár y Elmar Klos, pero pocos situarán a estos cineastas en el contexto del que surgieron: la llamada Nueva Ola del cine Checoslovaco.

Se trata de un movimiento, aunque sin manifiesto de ningún tipo, que de 1963 a 1968 renovó y modernizó el cine checoslovaco, poniéndolo a la vanguardia del séptimo arte. Además de los mencionados Forman, Menzel, Kadár y Klos, destacan por su importancia por ejemplo Jan Němec, Věra Chytilová, Juraj Herz, Vojtěch Jasný e Ivan Passer.

Ahora un nuevo trabajo arroja luz sobre este fenómeno. La Universidad Complutense de Madrid ha producido la primera tesis doctoral en español sobre la Nueva Ola. La doctoranda, Cristina Gómez, subraya el elemento represor, y su lucha contra él, como la característica más señalable del movimiento.

“El nuevo cine checo es indisociable del contexto histórico. Entonces es muy importante tener en cuenta todo lo que estaba aconteciendo en el país. Uno de los rasgos más característicos es verles como son capaces los cineastas de lidiar con la censura, porque tenemos una censura tremendamente fuerte en aquellos años. Son capaces de ser tremendamente inteligentes, sutiles, mordaces, a pesar de la censura que está habiendo. A veces cuando te ponen las cosas difíciles necesitas ser incluso más creativo de lo normal para poder asegurarte de que la película se estrena. En muchos casos tardó años en estrenarse”.

El florecimiento de este capítulo del cine checo se dio coincidiendo con el periodo de aperturismo de los años 60, cuando la censura no era tan férrea y desde dentro del mismo Partido Comunista se clamaba por reformas. De hecho su fin viene marcado también por el fin de la Primavera de Praga y el retorno a la ortodoxia comunista tras la invasión soviética.

La Nueva Ola iba con los tiempos, y expresaba ese sentir social que presionaba por una relajación del sistema totalitario, continúa Cristina Gómez.

'Las Margaritas', foto: Bontonfilm'Las Margaritas', foto: Bontonfilm “Se levantan contra todas las injusticias del régimen, porque por ejemplo he mencionado ‘Las Margaritas’, de la que normalmente se dice que es una película tremendamente feminista. Pero no nos podemos quedar ahí, no lucha contra una desigualdad de género, lucha contra todas las injusticias del régimen. Igual que lo hace ella, lo hacen todos sus compañeros. Cada uno desde su estilo totalmente propio y personal, pero sí que es verdad que están totalmente en contra de todas las imposiciones y de la censura que se les impone en esa época. Por eso el movimiento fue muy cortito”.

Un cine menos artificioso

Sería sin embargo engañoso pensar que el valor de las primeras películas de Forman, antes de su emigración a Estados Unidos, de Menzel o de Němec estriba en su carácter contestatario. Más allá de eso, Gómez destaca su alto valor artístico y la revolución que supusieron.

'Al Fuego, Bomberos', foto: Filmové studio Barrandov / Jaromír Komárek'Al Fuego, Bomberos', foto: Filmové studio Barrandov / Jaromír Komárek “Pero tampoco nos podemos quedar ahí, porque no solo luchan contra el régimen, sino es que son autores que son, cada uno en su estilo, creativos. Son películas de una honestidad tremenda. Empiezan a usar ya toda la renovación de esta época, de los años 60, introduciendo el cine semidocumental, actores no profesionales, salen con la cámara en mano, empiezan a renovar la cinematografía. En el caso de Forman me sorprende muchísimo lo dulce que puede llegar a ser y lo amargo de la mirada crítica que realiza”.

El director de ‘Al Fuego, Bomberos’, ‘Los Amores de una Rubia’ o ‘Pedro el Negro’ impresiona a Cristina Gómez sobre todo por su humanidad.

“Muestra un cine sin juicios. Porque igual que las miradas al régimen sí son críticas, hacia el individuo no. Retrata a la sociedad checa muy bien, sobre todo a la gente joven, y nunca la juzga, lo hace desde una perspectiva simplemente de documental, de retrato, pero sin juicios”.

En cualquier caso, cada director toma un punto de vista distinto y es, en sí mismo, un caso aparte, lo que también es una característica propia de la Nueva Ola, advierte Gómez.

'La Fiesta y los Invitados', foto: Bontonfilm'La Fiesta y los Invitados', foto: Bontonfilm “Yo creo que no podemos hablar en general porque Chytilová por ejemplo es tan distinta de Forman o de Menzel... Es muy rico este movimiento, cada autor es completamente diferente. Si yo cojo a Jan Němec con ‘La Fiesta y los Invitados’, por ejemplo, que es un cine del absurdo, que podemos trazar líneas con Buñuel, en nuestro cine español, y ver cómo desarrolla este absurdo que también aparece en las obras de Kafka, no tiene nada que ver con por ejemplo uno de los filmes más conocidos de Chytilová, ‘Las Margaritas’”.

Para terminar de definir el movimiento, cabe decir que disponía de unas bases muy firmes, ya que era permeable a las últimas tendencias gracias a la labor pedagógica de la escuela de cine de Praga, la FAMU, que todavía funciona, y surgía además de una tradición cinematográfica de calidad, como comenta Cristina Gómez.

“La Nueva Ola se apoya en una tradición cinematográfica checa, que no sale de la nada, ya existía, hay antecedentes, incluso la llamada Primera Ola, que no llegó a desarrollarse debido precisamente a las imposiciones y la censura. Es un cine que asentó las bases de la modernidad, y renovó totalmente la temática y los estilos”.

Un fenómeno poco conocido en España

'La Tienda en la Calle Mayor''La Tienda en la Calle Mayor' La Nueva Ola de cine checoslovaco pasó prácticamente desapercibida en España, en buena medida por motivos políticos, lo que por un lado puso las cosas muy complicadas a Cristina Gómez durante su investigación pero que por otro también le añade más valor.

“A mí lo que más impulsaba a hacer esta investigación es que apenas hay fuentes en español sobre el nuevo cine checo. Sí que es verdad que hay bibliografía inglesa y por supuesto en checo, pero para los que desconocemos el idioma yo en mi investigación yo lo que quería era aportar algo en nuestro idioma, en español. Me encontré con una laguna inmensa. Fui recopilando poquito a poco en distintos lugares, encontraba una fuente bibliográfica que me llevaba a otra y entonces así iba iluminando un camino muy chiquitito para poder reunir una bibliografía de peso, para poder hacer una investigación de este tamaño”.

Los cinéfilos españoles se pierden así un verdadero tesoro cinematográfico, cuyas películas, salvo las más premiadas, son además casi imposibles de encontrar en español, prosigue Cristina Gómez.

“Sí que es cierto que hubo algunas mucho más conocidas como La Tienda en la Calle Mayor, que ganó un Oscar, y entonces ya, pues claro, sale al mundo exterior y la gente puede conocerlo. Sí que es verdad que luchamos mucho contra los muros. A día de hoy, te lo digo, y se ve bien en la investigación que yo hago, me resultó tremendamente difícil encontrar las películas. Y es a día de hoy”.

Pero nunca es tarde para empezar. Para todos aquellos que deseen iniciarse en la Nueva Ola, Cristina Gómez tiene algunas recomendaciones.

'Iluminación Íntima', foto: Film Servis Festival Karlovy Vary'Iluminación Íntima', foto: Film Servis Festival Karlovy Vary “Yo empezaría por ‘Al Fuego Bomberos’ porque de hecho fue esa la primera que vi. No tenía ni idea de cine checo y se me quedó grabada, la vi en Inglaterra. Y años después decidí hacer una investigación partiendo solo de que había visto esa película, porque me pareció tan extraordinaria, y dije: tengo que investigar sobre esto. Así que yo recomendaría esa primero para engancharse y después ‘La Fiesta y los Invitados’ de Jan Němec, es una obra muy especial, además aquí en España sí que tenemos tradición con el cine de Buñuel y entonces el absurdo nos resulta un poco más familiar. Y bueno, de Ivan Passer, ‘Iluminación Íntima’ me parece una obra extraordinaria”.

Ahora la intención de Cristina Gómez es seguir publicando sobre el tema y proseguir en su difusión de la Nueva Ola Checoslovaca en España, si es posible con ayuda de instituciones como la embajada checa o el Centro Checo de Madrid.