La intimidad de los indigentes se revela en fotografías

La indigencia, un problema social que clama solución, es la protagonista de una exhibición fotográfica que no registra el tránsito de las personas sin hogar en las calles, sino que revela parte de su intimidad. El autor de la obra es Jindřich Štreit, conocido por tratar temas sociales.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová “Donde está mi hogar”, nombre del himno nacional checo, es el título que el fotógrafo Jindřich Štreit ha escogido para presentar su nuevo trabajo y que anuncia el gran tema social de esta serie fotográfica: la indigencia.

“Pienso que el arte no es para generar efectos y es por eso que no es para despertar fascinación sino para lograr mejores relaciones humanas”.

Son esas las palabras con las que Štreit define su concepción del arte a la que ha sido fiel dedicándose durante décadas a la fotografía documental, capturando a gente en estados de enfermedad, incapacitación o adicción. Esta última obra, que tiene como protagonistas a las personas sin hogar, responde a otra interrogante y preocupación social del artista. Una de esas que según como él mismo describe, “no lo dejaban dormir”.

"A este ámbito también pertenecen la gente sin techo. Cuando me puse a trabajar en esto el comienzo fue muy difícil. Confieso que dudé muchísimo".

Para llevar a cabo este último trabajo Štreit buscó el apoyo de organizaciones caritativas así como de refugios para indigentes en el sur de Chequia y en Olomouc. Además, le llevó años gestar su acercamiento a los indigentes y ganarse su confianza, la misma que luego le permitiría retratarlos. En una entrevista para la Televisión Checa Štreit describe la historia del vínculo con uno de los personajes de sus fotos.

 Jindřich Štreit, foto: Martina Schneibergová Jindřich Štreit, foto: Martina Schneibergová ʺLo encontré bajo un puente y después él terminó en un hospital. Yo lo visitaba allí y en esas visitas se encendió la chispa de la amistad. Después resultó que él solía sentarse junto a una iglesia donde tuve una exposición y cada vez que venía gente él agarraba sus muletas y les servía de guíaʺ.

Una de las singularidades de esta exhibición es que Štreit nunca tuvo la intención de captar escenas de la gente sin hogar en las calles, sino en los espacios donde habían logrado, paradójicamente, construir un hogar.

"Yo conocí a gente que era bastante justa, así gente abierta. Sin embargo, yo no fotografiaba en la calle pues me interesaban aquellos que habían encontrado su pseudohogar".

Lo que el fotógrafo se planteó fue registrar el último y diminuto pedazo de privacidad que les queda a los indigentes y, de esa manera, advertir al espectador sobre una situación de desesperanza y desolación.

Fotografía con función social

Jindřich Štreit, foto: Martina SchneibergováJindřich Štreit, foto: Martina Schneibergová Jindřich Štreit nació en 1946 al este de la República Checa, en Vsetín. Su pasión por la cámara se germinó de la mano de su formación académica como pedagogo. Estudió Educación mención Artes Visuales en la Universidad Palacký y luego desarrolló sus estudios específicos de fotografía en Praga.

Se ha desempeñado como maestro titular en escuelas primarias de pequeñas ciudades del territorio checo y en la actualidad es profesor del Insituto de Fotografía Creativa de la Facultad de Artes en la Universidad de Opava. Su obra ha sido reconocida con la Medalla al Mérito de la República Checa y con el título de Profesor de Artes Aplicadas, otorgado por el expresidente Václav Klaus.

Ha logrado armonizar su vocación pedagógica con la pasión artística, como en sus propias palabras afirma: “No puedo como fotógrafo encontrar soluciones, sin embargo, sí puedo señalar los problemas para que la gente que está arriba piense y haga algo al respecto”.