El reloj astronómico medieval de Praga revela nuevos secretos

Los restauradores del reloj astronómico de Praga anunciaron el hallazgo de cuatro estatuillas hasta ahora desconocidas y un mensaje escondido dentro de una representación de Santo Tomás.

Petr Wolf, consejal de Praga 1, y la estatuilla de Santo Tomás, foto:  ČTK/Šimánek VítPetr Wolf, consejal de Praga 1, y la estatuilla de Santo Tomás, foto: ČTK/Šimánek Vít Estatuillas del reloj astronómico medieval de Praga, foto: Olga VasinkevichEstatuillas del reloj astronómico medieval de Praga, foto: Olga Vasinkevich Un texto de 18 páginas y un periódico del año 1948 fueron escondidos dentro de la estatuilla de Santo Tomás por el escultor Vojtěch Sucharda.

En su mensaje para las generaciones futuras, Sucharda, quien se dedicaba al mantenimiento del reloj astronómico a mediados del siglo XX, explica que él habría preferido cambiar el aspecto de este monumento histórico. No le gustaba por ejemplo el diseño de algunas de las estatuillas.

Sin embargo, como explica el restaurador Jiří Matějíček, la Comisión para la Conservación Histórica se mostraba en contra de tal intervención.

“La Comisión para la Conservación Histórica en aquella época no aprobó una intervención así. Un profesor que fue miembro de la Comisión estuvo en contra y entonces no se hizo nada”.

Además del mensaje escondido, se descubrieron también estatuillas de piedra de animales, una lechuza, un ave rapaz y un perro.

Otro de los restauradores, René Tikal, habló sobre el posible origen de estos artefactos.

Reloj astronómico de Praga, foto: © City of PragueReloj astronómico de Praga, foto: © City of Prague “Yo diría que podrían ser datados en alrededor del año 1410 y que posiblemente se trata de algunas de las partes más viejas que se han conservado. Va a ser bastante difícil comprobarlo, pero en mi opinión son realmente elementos de los primeros años de la torre y por eso tienen un gran valor histórico”.

Los artesanos que trabajan en la reparación de la torre, construida a principios del siglo XV, descubrieron ya el año pasado cuatro cajas de los años 1949 y 1984, o sea de la época cuando se llevaban a cabo otras restauraciones. En los tubos se encontraron mensajes para las generaciones siguientes, información sobre el coste de la restauración y periódicos y monedas de la época.

En una de las cajas del año 1949 había una carta en la que los hojalateros criticaron el recientemente instalado régimen comunista.

En noviembre del año pasado se depositó en la torre un documento sobre la restauración actual, que va a servir de fuente de información para las generaciones futuras.

Entre otros de los nuevos hallazgos producidos durante la restauración hay una habitación escondida y una escalera que probablemente provienen del siglo XV.

La torre del ayuntamiento viejo se repara desde abril del año pasado. Los obreros primero aseguraron la estabilidad de la torre, porque las piedras de estaban separando lentamente. Las ventanas de la galería fueron equipadas con rejas de seguridad y se limpiaron los elementos de oro. Los visitantes pueden subir a la torre nuevamente desde diciembre. Sin embargo, la restauración del reloj astronómico y de la capilla del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja va a seguir hasta septiembre, y el coste total de los trabajos será de unos dos millones de euros.