El pianista Gonzalo Aguilar en el 95 aniversario de las relaciones Praga-Lima

Al joven pianista Gonzalo Aguilar le ha correspondido dar inicio a la recta final de las celebraciones del 95 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Chequia y Perú.

“Siempre hemos estado expuestos a la música de los grandes compositores. Entre ellos Dvořák, Smetana, Martinů, que son compositores checos“

Con tan sólo 27 años, el pianista peruano Gonzalo Aguilar se ha convertido en un embajador de la cultura de su país en el mundo. En Praga ofreció un magnífico concierto en la Sala del Conservatorio capitalino. Se esforzó por escoger un repertorio muy acorde para la ocasión. Y fue por eso que empezó con obras de Antonín Dvořák, según reveló a Radio Praga.

“Escogí dos humuresque, porque me parecían bastante agradables. No son demasiado densas, no son tristes, todo lo contrario. Tienen ese aire, esa atmósfera popular tan bella, que gusta tanto a la gente. Además son muy variadas en colores, de pronto tú escuchas como una melodía a lo lejos, folclórica, de mucho carácter, acordes con fuerza. Entonces eran piezas que me parecían exquisitas, especialmente esas dos que escogí, la número 5 y la número 6 para empezar el concierto. Como una bienvenida, como para decir acá estoy yo, un pianista peruano tocando su música, como un agradecimiento”.

Antonín Dvořák no es ningún desconocido para el joven talento peruano, ni para mucha gente en su país, tal y como indicara.

“La música de Dvořák es muy interesante, porque tiene temas populares, mezclados con la música académica, son temas que gustan mucho. Un compositor que siempre ha sido de mucho agrado para mí, en Perú todo el mundo lo conoce, en el mundo de la música clásica. Siempre quise tocar algo de él, y esta fue una oportunidad especial para presentar dos de sus humuresque”.

Gonzalo Aguilar proviene de una familia dedicada a la música clásica, y según nos relató los grandes compositores checos han estado siempre presentes en lo cotidiano y en lo profesional.

La música checa siempre ha estado presente

“Es un honor poder ser parte de este 95 aniversario de las relaciones entre la República Checa y mi país, Perú”

“Desde muy niño recuerdo que en mi familia se ha escuchado música clásica. Ha sido un entorno musical muy agradable. Siempre hemos estado expuestos a la música de los grandes compositores. Entre ellos Dvořák, Smetana, Martinů, que son compositores checos“.

Su pasión por la música y la sensibilidad por el detalle le llevaron a referirse a fondo las obras escogidas para su debut praguense.

“Primero, la República Checa, que estoy aquí presentando su música, y después una Marinera, música folclórica de mí país, compuesta por Mercedes Ayarza, y luego Schubert, Fantasía en Do Mayor, que es una pieza bastante intensa que tiene mucho contraste de colores, para que no sea tediosa. Y para finalizar el vals vienés, con La Valse (Ravel), que es muy agradable con mucha elegancia. Creo todo el mundo puede entender el vals vienés, el encanto que tiene esa música”.

Con gran modestia, Gonzalo Aguilar reconoció que se sentía maravillado de haber podido viajar a la capital checa, una de las grandes ciudades musicales del mundo, y ser copartícipe de la celebración de la importante efeméride que conmemoran checos y peruanos.

Gran apoyo de la Embajada de Perú

 Liliana de Torres-Muga, la embajadora de Perú en la República Checa, foto: Embajada de Perú Liliana de Torres-Muga, la embajadora de Perú en la República Checa, foto: Embajada de Perú “En realidad es mi primera vez aquí gracias a la embajadora de Perú en la República Checa, Liliana de Torres-Muga, que es también músico, estudió música en su juventud, le agradezco a ella la oportunidad de estar acá. Y es un honor poder ser parte de este 95 aniversario de las relaciones entre la República Checa y mi país, Perú”.

Gonzalo Aguilar confesó que su visita a Praga ha sido algo fuera de serie. Sin exagerar asegura que la ciudad y sus habitantes le han recibido con los brazos abiertos.

El concierto se realizó en cooperación con el Ambassadors Concert Series y el Conservatorio de Praga.

“Tuve el honor de conocer a un gran pianista que enseña en el Conservatorio de Praga, Milan Langer, pude observar alguna de sus lecciones, cómo trabaja con sus estudiantes. Y de paso aprender del estilo de pedagogía que tienen acá, diferente al de EE.UU., diferente al del Perú. La forma en la que ellos enseñan la técnica, la claridad que inculcan en sus estudiantes, la perfección, la fineza. También tuve la suerte de conocer al director del Conservatorio de Praga, Pavel Trojan, que es un gran compositor. Y la suerte y dicha de conocer al maestro Ivan Klánský de la Academia Hamu”.

En los niños hay que crear la ilusión por la música

Al lado de miles de planes de juventud, Gonzalo Aguilar se ha entregado por completo a la música, al piano. Está convencido y decidido a ofrecer conciertos por el mundo, pero además reconoce que su otra pasión, su vocación está en la enseñanza, por ser algo tan noble.

“Creo que la dicha más grande de un músico, aparte de transmitir a su público emociones, es crear la ilusión y el amor por la música en jóvenes, en niños, en personas mayores que quieran empezar a estudiar la música”

“Creo que la dicha más grande de un músico, aparte de transmitir a su público emociones, es crear la ilusión y el amor por la música en jóvenes, en niños, en personas mayores que quieran empezar a estudiar la música. Porque así ellos no sean músicos en el futuro, en la música uno aprende a estar en contacto con sus emociones, a ser más humano. Y si van a ser diplomáticos, ingenieros, médicos, van a ser grandes médicos, grandes diplomáticos, grandes ingenieros”.

Con el debut praguense del pianista peruano Gonzalo Aguilar ha empezado a cerrarse un año lleno de actividades culturales para conmemorar el 95 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Chequia y Perú.

 

Nota: Fueron utilizados fragmentos de Radoslav Kvapil, Humoreska N° 5, Dvořák, Ivan Klánský, A. Dvořák: Slavonic Dance No.4, op. 72, D flat major, Gonzalo Aguilar, J. S. Bach Partita 2 in C minor