Cultura El mundo mágico de las muñecas antiguas

28-11-2006 11:45 | Elena Horálková

Un viaje al mágico mundo infantil de hace decenas de años traslada a los visitantes a un universo de juguete. La exposición "Muñecas de nuestras abuelas", instalada en el Museo de la Capital Checa de Praga, ofrece la oportunidad de apreciar unas 600 muñecas provenientes de la época comprendida entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera a mitad del XX.

Descargar: MP3

Foto: AutoraFoto: Autora En las vitrinas desfilan muñecas que lucen trajes de épocas anteriores. Algunas posan en pequeñas habitaciones con muebles en miniatura. Otras lucen en sus cochecitos de paja adornados con volantes de encaje. Están fabricadas de materias distintas como textil, madera, masa de papel, porcelana o plástico.

Se trata de una de las muestras con la que esta institución intenta contribuir anualmente a la atmósfera prenavideña, explicó la directora del museo, Zuzana Strnadová.

"Este año hemos decidido abandonar los belenes, los árboles navideños, las costumbres populares y otros atributos tradicionales de la Navidad y ofrecer a los visitantes algo especial. Así se nos ocurrió la idea de instalar en una de las salas la exposición de muñecas históricas. Debido a que el museo no dispone de una colección lo suficientemente representativa, tuvimos que dirigirnos a coleccionistas privados."

Foto: AutoraFoto: Autora Alena Dolezalová es una de las coleccionistas que exponen en el museo parte de su "tesoro" privado. Toda su colección cuenta con más de mil muñecas, en su mayoría de pequeño tamaño. La más antigua de ellas data del año 1840.

"La mayoría de las muñecas aquí expuestas llegó a mis manos en un estado muy deteriorado. Para su restauración se necesita una gran dosis de habilidad y paciencia. Uno se convierte prácticamente en un restaurador aficionado."

Parte de la colección de Alena Dolezalová incluye muñecas de su niñez, pero también muchas piezas regaladas y compradas en tiendas de antigüedades. Según aclaró la coleccionista, en Praga existen varios lugares donde uno puede comprar muñecas valiosas a precios moderados.

Foto: AutoraFoto: Autora Alena Dolezalová afirmó que el precio de la muñeca no depende en absoluto de su tamaño. Según dijo, resulta un tanto paradójico que generalmente las más caras y valiosas son las muñecas pequeñas, a veces de tan solo unos cuantos centímetros.

La magia de las muñecas antiguas radica tal vez en el hecho de que de ellas emana el gran amor que depositaban en ellas sus pequeñas dueñas a lo largo de varias generaciones, opinó la coleccionista Hana Hodková.

"Comencé a coleccionar muñecas hace muchos años. Comprar, restaurar y coleccionar muñecas se convirtió para mí en una especie de obsesión. Afortunadamente, en la República Checa los juguetes antiguos se venden generalmente a unos precios bastante razonables en comparación con otros países europeos."

Foto: AutoraFoto: Autora La señora Hodková explicó que, al comprar una muñeca nueva el estado de la conservación de la misma, así como si está en su estado original, es de gran importancia para cada coleccionista. Es decir, si algunas partes de ella no fueron reemplazadas más tarde por piezas nuevas.

Andar por almacenes de antigüedades en búsqueda de nuevos ejemplares para su colección es una gran afición para Hana Hodková.

"El problema surge cuando vienen a visitarme mis pequeñas nietas. No comprenden que las muñecas no se las puedo prestar para jugar, puesto que son demasiado valiosas. Al igual, cuando repartimos los regalos debajo del árbol navideño, están asombradas por el hecho de que el Niño Jesús regala muñecas no sólo a ellas, sino también a su abuela."

La exposición de muñecas antiguas instalada en el Museo de la Capital Checa de Praga permanecerá abierta hasta finales de febrero de 2007.

Compartir

Destacados

Artículos relacionados

Más

Del archivo del programa

Más

Emisión Reciente en Español

RSS

RSS y Podcasting

Nuevos canales RSS