El aderezo checo más típico se llama "knedlíky"

"Viví en Checoslovaquia durante cinco años y me encantan las bolas de harina, 'knedlíky' en checo. Quisiera saber la receta de ese sabroso plato para poder hacerlo en casa". Así nos escribe en su e-mail la oyente Rosy, que actualmente vive en Miami, Florida. A Rosy y a todos los que quieran aprender a cocinar uno de los aderezos más típicos checos, les ofrecemos la receta de los "knedlíky de panecillo".

Para preparar los "knedlíky de panecillo" van a necesitar los siguientes ingredientes:

15 g de levadura, una cucharadita de azúcar, una pizca de sal...

400 g de harina, 3 huevos, 1,4 dcl de leche...

Un panecillo del día anterior, 40 g de mantequilla y 4 litros de agua salada...

Ahora bien, mezclar bien la levadura con un poco de leche tibia con una cucharadita de azúcar y una pizca de sal, hasta que la levadura quede líquida.

Añadir tres huevos y 1,4 dcl de leche. Con todo ello preparar una masa y dejar reposar durante una hora.

Después cortar en daditos el panecillo del día anterior, dorar suavemente y una vez enfriados, incorporarlos en la masa.

En la tabla de amasar, espolvoreada con harina, formar dos rollos, cubrirlos con un paño de cocina y dejar fermentar otros 15 minutos.

En una olla grande llevar a ebullición cuatro litros de agua salada e introducir en ella primero un rollo.

Cuando el agua vuelva a hervir, añadir el segundo. Volver a llevar a ebullición, luego ajustar al fuego más lento y cocer los rollos durante 15 minutos. Una vez pasada la mitad del tiempo de cocción, dar la vuelta a los rollos y servirlos cortados en rodajas.

Los "knedlíky" suelen ser acompañados con carne, berza o una salsa y deberíamos agregar que se preparan también "knedlíky" de masa de patata. Esa receta se la ofreceremos en una de las siguientes ediciones del espacio Cocinamos con Radio Praga.

¡Buen provecho! Dobrou chut!