Lou Reed y Joan Baez celebran con Václav Havel

La semana noticiosa estuvo centrada en una conmemoración: se cumplieron 20 años de la Revolución de Terciopelo. Liderada por el dramaturgo y ex disidente Václav Havel, condujo a la Checoslovaquia de entonces al fin del comunismo, en una transición pacífica y digna de elogio en todo el mundo.

Václav Havel, foto: ČTKVáclav Havel, foto: ČTK La Revolución de Terciopelo cumplió 20 años. Para festejar, Václav Havel, el artífice de ese movimiento libertario, congregó en Praga a algunos de sus ilustres amigos internacionales.

Se trata de figuras del arte, la música y la política, como Lou Reed y Joan Baez, que participaron en distintos actos y brindaron un concierto en la capital checa para recordar esa gesta por la libertad de hace 20 años.

Nuestro colega Daniel Ordóñez tuvo la oportunidad de entrevistar a algunos de los invitados a las celebraciones. Este es su informe.

El ex presidente checo Václav Havel ha sido el gran protagonista de los últimos días en el país. Entre los muchos actos que ha organizado para celebrar el XX aniversario de la caída del comunismo en Checoslovaquia, destacó una gala-concierto de gran carga emocional y personal para Havel, por la amistad que le une a los invitados.

Joan Baez, foto: ČTKJoan Baez, foto: ČTK El carisma del ex presidente tiene un gran poder de convocatoria dentro y fuera del país. Uno de los amigos suyos que acudieron para la actuación, el rockero Lou Reed, siempre correoso en las entrevistas, solo respondió solícito a Radio Praga cuando la pregunta tenía a Havel como protagonista.

“Es el amigo ideal. Inteligente, encantador, carismático, culto. Y muy, muy astuto. Es una de esas personas que simplemente te gustan, es una curiosa virtud. Ni siquiera le conoces, pero te parece que sí. Además es muy, muy divertido.”

El concierto, que fue transmitido por televisión en directo para todo el país y también contó con mensajes grabados para la ocasión de personalidades como la del el ex presidente de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, el Dalái Lama, o el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. “Vuestro coraje inspiró a todo el mundo. Contribuisteis a la expansión de la libertad,” dijo Obama en su mensaje de agradecimiento.

Pero el momento más emotivo de la noche llegó con la actuación de Joan Baez. A petición de Havel, la cantante entonó el ‘We Shall Overcome’, el himno del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos. Baez incluso tradujo una estrofa que cantó en checo, ‘Jednou budem dál’, y el emocionado matrimonio Havel no pudo contener las lágrimas.

‘Perfect Day’ interpretada a Lou Reed y la soprano Renée Fleming, foto: ČTK‘Perfect Day’ interpretada a Lou Reed y la soprano Renée Fleming, foto: ČTK La amistad de Joan Baez y el ex mandatario se remonta a 1989, año de la Revolución de Terciopelo. En un concierto en Bratislava, pocos meses antes, Baez dedicó una canción al disidente Havel, al que había colado en el recinto como si fuera alguno de sus técnicos de sonido, y provocó a las autoridades comunistas desde el escenario hasta que le cortaron el sonido. La cantante-activista, recuerda con cariño aquellos momentos para Radio Praga.

“Fue muy bonito para mí, porque Havel me dijo tiempo después que aquella fue la gota que colmó el vaso. La Revolución llegó poco después.”

El final del concierto fue una inaudita versión del clásico ‘Perfect Day’ de Lou Reed, interpretada a dúo junto a la soprano Renée Fleming. Día perfecto y gala ideal para celebrar y felicitarse los protagonistas de la Revolución de Terciopelo por lo logrado tras una dura lucha de muchos años.

 

Pero no sólo las celebraciones por la Revolución de Terciopelo estuvieron en el tapete noticioso. También hubo otros hechos que acapararon la atención los días pasados.

Miles de tarjetas de crédito Visa y Mastercard han sido canceladas, como una manera de precaución, por sus bancos en Chequia.

La razón se debe a una fuga de datos de una empresa española que podría afectar a todos aquellos turistas checos que visitaron ese país durante la primavera y el verano de este año.

¿Es realmente seguro el pago con tarjeta? ¿Cómo pueden fugarse datos bancarios? El analista informático Petr Krčmar explica cómo se puede llegar a producir una fuga de datos.

“La culpa es casi siempre atribuible en estos casos a un factor humano. Me imagino que esta compañía tiene los sistemas de seguridad adecuados, que son muchos para este tipo de empresas, y que funcionan bien. Por lo que lo más probable es que se trate de una persona de la casa, un experto en sistemas de seguridad, capaz de burlarlos, y contra el que la compañía no puede hacer mucho.”

Para Pavla Langová, relacionadora pública de Česká Spořitelna, una de las principales instituciones financieras checas, la situación está bajo control y los clientes no tienen por qué preocuparse en ningún caso.

“De momento estamos evaluando la situación y bloqueamos las tarjetas cuando es necesario. El cliente tiene que esperar a que le avisemos de que la tarjeta ha de ser bloqueada, no tiene que ir él a hacerlo.”

El cambio de cada tarjeta le sale gratis al cliente. En cambio, le cuesta al banco entre cinco y diez euros, por lo que las vacaciones en España de los checos, les han salido caras a las entidades.

 

Astillero en Stavovské divadlo, foto: Petra Hajská, www.strunypodzimu.czAstillero en Stavovské divadlo, foto: Petra Hajská, www.strunypodzimu.cz La orquesta Astillero trajo a la capital checa el tango ardiente y crudo del Buenos Aires contemporáneo. Con un sonido más ácido y violento de lo habitual, los músicos argentinos hicieron disfrutar al auditorio que repletó el Teatro de los Estamentos, el mismo donde en su día brilló Mozart.

Julián Peralta, pianista y líder de Astillero, explicó a Radio Praga la filosofía de su grupo.

“¿Qué es lo que nos asemeja a compositores como Villoldo, Troilo, Pugliese o como Piazzolla? Estoy hablando de un compositor que es del 1900, el otro del 30, otro del 60, otro del 80. ¿Qué tenemos en común? Y uno empieza a buscar. ¿Las letras? No. ¿Los acordes? No. ¿El ritmo? Sí, un poco, pero hay temas que no tiene nada que ver una cosa con otra y, sin embargo, es tango. ¿La instrumentación? Tampoco. Lo que realmente lo une es una manera de pensar. El tango es una manera de vivir, como una filosofía que es la celebración del vivir, del ser. Pero no es una celebración tonta, que uno celebra porque celebra: Ah, bueno, estamos, festejemos. Es una celebración con mucha conciencia de la muerte.”

Después del concierto Julián Peralta dijo: “Haber tocado en la sala donde Mozart estrenó Don Giovanni ha sido un placer.” El grupo Astillero se presentó en Praga en el marco del festival ‘Cuerdas de Otoño’.